[…] Si bien las pantallas de mañana pueden ser un poco más grandes, un poco más brillantes y un poco más baratas, las pantallas de hoy son igualmente competentes por derecho propio. También están disponibles los televisores curvos de 75 pulgadas. […]

Responder